Venta de Semillas Lechuga loreane tipo crespa en Peru

La lechuga es una planta nativa del Mediterráneo, cuyo cultivo pudo haber iniciado en el año 4500 AC, como ya mencionamos, por la extracción de aceite de sus semillas. El cultivo de lechuga actual pudo haberse derivado de la llamada silvestre o espinosa Lactuca serriola. Las formas primitivas se perdieron y desaparecieron. Las formas actuales se desarrollaron en Europa en el siglo XVI y ya en los siglos XVI y XVII se describieron varios colores de ella con hojas similares a las del roble de ese continente.

Requerimientos de la lechuga para su óptima producción

La lechuga presenta su mejor desarrollo con temperaturas entre los 15 y 18°C y aunque la germinación puede iniciar hasta un mínimo de 5°C, el óptimo se presenta entre los 16 y 20°C siendo esta última la mejor. Las plántulas son tolerantes a bajas temperaturas entre -5 y -7°C, pero las plantas maduras son sensibles a temperaturas que bajen de cero, dañando las hojas externas principalmente. Las condiciones cálidas y secas ocasionan la formación de semillas, que ocurre cuando las temperaturas rebasan los 20°C y se mantienen noche y día

¿Por qué cultivar lechugas?

La lechuga es una de las plantas más recomendadas para los que se deciden a instalar su huerto en casa, pero no tienen experiencia. Este cultivo se puede instalar en cualquier época del año y no requiere grandes cuidados. Su ciclo de crecimiento es corto, y si se combinan distintas variedades, se puede obtener cosecha todo el año.

La lechuga es un cultivo con poca profundidad radicular y de los cultivos hortícolas uno de los que mejor responden al riego. Los métodos de riego que permiten frecuentes aportaciones de baja cantidad de agua producen elevados rendimientos y altas eficiencias en el uso del agua, obteniéndose la máxima producción cuando la humedad del suelo es alta y continua en toda la fase vegetativa del cultivo, recomendándole mantener la humedad del suelo en umbrales próximos a la capacidad de campo durante todo el ciclo del cultivo.

Estudios sobre la humedad del suelo en lechuga Iceberg

Sammis (1980) evaluó la eficiencia del agua de riego por aspersión, goteo y surcos manteniendo diferentes niveles hídricos en el suelo, consiguiendo elevar en un 21% la eficiencia de riego por goteo respecto a riego por aspersión cuando el potencial mátrico del agua mantenido en suelo fue de -21 kPa, y del 49% cuando el potencial descendió a -60 kPa. Respecto al riego por surcos, el riego por goteo elevo la eficiencia en un 50% manteniendo en el suelo un potencial de -60 kPa.

FACEBOOK:
VendePlantasOnline
INSTAGRAM:
vendeplantas123
YOUTUBE:
@vendeplantas123
TIKTOK:
@vende_plantas
CORREO:
ventas@vendeplantas.com
WHATSAPP:
(+51) 982 011 485
(+51) 902 641 016

Comunícate con nosotros.