Venta de Bonsai ROBLE AMERICANO en Peru

Riego de un bonsái de roble

Los ejemplares más maduros pueden tolerar la sequía si están bien establecidos. No obstante, hay que recordar que en el bonsái tenemos todo el cepellón en una maceta muy reducida, por lo que el riego debe ser constante. Lo haremos en cuanto el sustrato comience a secarse por la parte superficial.

En general es bastante resistente al exceso de humedad, aunque si se trata de la especie roble albar, hay que ir con más cuidado, porque les afecta más el encharcamiento de las raíces.

Trasplante de un roble bonsái

Los robles brotan con la primavera ya entrada, por lo que el trasplante se hará más tarde que en otras especies. Esperaremos a que las yemas estén hinchadas para efectuar dicha operación.

Tolera la poda de raíces relativamente mal, a pesar de ser caduco. Si es un árbol de vivero, cortaremos la raíz pivotante en sucesivos trasplantes.

El sustrato a emplear debe ser drenante y con capacidad para retener la humedad. Se recomienda akadama al 100%, akadama y pomice a partes iguales, akadama con un poco de kiryu… En general se trata de un bonsái que no es exigente en cuanto a las condiciones del suelo, pudiendo crecer en un tipo de PH de entre 3 y 9. De tal forma que lo primordial es garantizar un correcto drenaje y una tierra siempre húmeda.

Orientación de un roble bonsái

Los robles se tienen que situar en una zona a pleno sol. Tolera un clima continental con veranos muy calurosos, aunque en el caso de que sea extremo se puede sombrear ligeramente el bonsái. Como norma genérica el árbol debe recibir el máximo de horas posibles,debido a que sus necesidades lumínicas son muy altas.

En invierno debe permanecer en el exterior de la terraza, porque resiste temperaturas de hasta -10 grados Celsius. Además, necesita sentir el paso de las estaciones para poder otoñar y descansar durante el invierno.

Abonado de un bonsái de roble

Abonaremos durante toda la etapa de crecimiento del árbol, es decir desde primavera a otoño, y deteniendo el fertilizado con la subida de las temperaturas por encima de 30 grados.

En las primeras fases de formación del bonsái podemos aportar abonos líquido altos en nitrogeno para aumentar el crecimiento. En la medida en que el árbol vaya madurante, el NPK debe ser más suave, en aras de reducir la distancia entre los nudos.

El Roble Europeo (Quercus Robur) y el Roble Americano Blanco (Quercus Alba) son muy parecidos en apariencia y características. Ambos son caducos y resistentes a las heladas. Los árboles maduros pueden alcanzar hasta 40 metros de alto y 800 años de edad. Los poderosos troncos pueden llegar hasta los 120 cm de diámetro. La madera de los Robles se emplea en la construcciónd de edificios, barcos, herramientas y muebles desde épocas muy antiguas. Muchos animales salvajes se comen sus bellotas. Las pesadas ramas de los árboles se doblan hacia afuera y desarrollan una línea caracterísitca en zigzag. La corona se va ampliando a medida que envejece el árbol. Las hojas lobuladas son de 10-20 cm de longitud, de color verde oscuro que se convierte en amarillo y marrón en el otoño. Muchos Robles Sureños y Mediterráneos son de hoja perenne y no resistentes a las heladas, algunos son árboles más pequeños y en ocasiones incluso son arbustos. Los robles son muy apropiados para el Bonsái y son muy fáciles de cuidar. Sin embargo, incluso las especies tolerantes a las heladas necesitan de protección invernal cuando están plantados en contenedores.

FACEBOOK:
VendePlantasOnline
INSTAGRAM:
vendeplantas123
YOUTUBE:
@vendeplantas123
TIKTOK:
@vende_plantas
CORREO:
ventas@vendeplantas.com
WHATSAPP:
(+51) 982 011 485
(+51) 902 641 016

Comunícate con nosotros.